LA FORMA DE LOS PLUTONES

El tamaño considerable de la mayoría de los plutones hace muy difícil conocer su forma en tres dimensiones, por lo que esta característica suele describirse en base a la traza cartográfica que la intrusión presenta en su afloramiento superficial. Esta forma de las intrusiones puede ser muy variable y en ella influyen aspectos tan diversos como el nivel expuesto de la intrusión (su parte más somera, zonas medias o su raiz), la presencia de un determinado régimen de esfuezos durante el emplazamiento, el grado de ductilidad de las rocas encajantes o la existencia de estructuras tectónicas favorables a  la inyección de magma.

1. INTRUSIONES CIRCULARES.
2. INTRUSIONES ELONGADAS.
3. DIMENSIÓN VERTICAL DE LAS NTRUSIONES

02 plutones circularesINTRUSIONES CIRCULARES: Las formas circulares en las intrusiones suelen reflejar un emplazamiento en el que no han sido determinantes los esfuerzos compresivos, sino que con frecuencia son plutones de ambientes extensionales de intraplaca, ya sea en islas oceánicas o en zonas intracratónicas. Un ejemplo característico de este tipo de intrusiones son los plutones félsicos anorogénicos, de los que dos ejemplos se muestran en la imágen de satélite. Estas dos intrusiones afloran al norte de Níger, en una región denominada montañas Aïr, y dan un claro resalte topográfico positivo. La intrusión de la izquierda (Imaghlane) está compuesta por granitos peralcalinos y sienitas, mientras que la intrusión de la derecha (Taghmert) corresponde con granitos alcalinos. En este caso, el emplazamiento se produce en zonas relativamente superficiales, y por lo tanto de comportamiento frágil, de la corteza terrestre (epizona).

Subir

03 plutones circularesINTRUSIONES CIRCULARES: Cuando el emplazamiento de la intrusión se debe principalmente a los esfuerzos del magma sobre la roca encajante como resultado de su mayor flotabilidad (menor densidad), y si los materiales adyacentes presentan un comportamiento dúctil, las formas de las intrusiones pueden ser también circulares o elípticas. Estas características serían propias de algunos plutones emplazados en la parte baja de la corteza (catazona). En la imagen de satélite de la izquierda se muestran dos batolitos resaltados con un trazo rojo discontinuo, circular el de arriba y elíptico el de abajo, del cratón australiano de Pilbara, cuyo emplazamiento ha sido interpretado de la manera que se acaba de explicar. Puede distinguirse con facilidad la presencia alrededor de los cuerpos ígneos de formaciones plegadas que corresponden con cinturones de rocas verdes (las lineas negras representan la traza de dichas estructuras). No obstante, en este caso concreto se han planteado otras posibles explicaciones para la forma pseudocircular de las intrusiones.

Subir

A

A

A

04 elongados 2INTRUSIONES ELONGADAS: Son más frecuentes los plutones y batolitos de forma alargada que los circulares. Esta forma suele estar relacionada con la tectónica. La presencia de un régimen de esfuerzos compresivo provoca que el eje largo de la intrusión se disponga perpendicularmente al eje de máximo acortamiento (independientemente de la edad relativa de la intrusión). En la imagen superior se muestra una parte (zona norte) del granito de La Escalerilla, situado en la Sierra de San Luis (Argentina). Es de carácter pretectónico y se aprecia su elongamiento y el paralelismo de sus contactos con las estructuras de las roca metamórficas encajantes.

Subir

05 elongados 1 05 elongados 2INTRUSIONES ELONGADAS: En algunas ocasiones el magma puede aprovechar una estructura tectónica alargada para emplazarse, como puede ser una falla (normal, de tipo cabalgamiento o con componente en dirección), lo cual también llevaría a una forma elongada. Es el caso del plutón principal de Donegal al norte de Irlanda que posee una dirección NE-SO, concordante con varias fallas que favorecieron la intrusión y emplazamiento del magma. En este caso la estructura tectónica tendría una componente en dirección sinestral.

Subir

PaineLA DIMENSIÓN VERTICAL DE LOS PLUTONES: No es frecuente poder visualizar en el terreno cortes verticales de intrusiones plutónicas. No obstante, hoy en día se acepta que los plutones y los batolitos corresponden con cuerpos cuya extensión en superficie es mucho mayor que en la vertical. Esto se debe a que el origen y crecimiento de las intrusiones estaría asociado a sucesivos pulsos de magma con ascenso localizado en uno o más conductos, pero que se extenderían horizontalmente como láminas, una vez alcanzado un cierto nivel de emplazamiento. En la imagen superior se muestran dos cortes geológicos verticales del Parque Nacional Torres del Paine (Chile) donde se aprecia la forma de lacolito que posee un plutón granítico compuesto por tres unidades intrusivas diferenciadas (Units I, II, III). El resto de materiales indicados en la leyenda forman parte de la roca de caja.

Subir

LA DIMENSIÓN VERTICAL DE LOS PLUTONES: Las tres imágenes superiores corresponden con los “cerros del Paine” en el Parque Nacional Torres del Paine (Chile). Los cortados en la montaña permiten apreciar en tonalidad clara una intrusión de granito y, por debajo y por encima, en colores oscuros, la roca encajante. Queda de manifiesto la forma horizontal del plutón (tal y como se esquematiza en la imágen anterior). También resulta interesante observar los fenómenos de stoping magmático (incorporación de fragmentos del encajante en la intrusión cuando ésta está aún parcialmente líquida), que se aprecia en bloques irregulares oscuros dentro del cuerpo de tonalidad clara (ver flecha roja).

Subir

Anuncios