BATOLITOS

Los batolitos son agrupaciones de plutones o intrusiones individuales (pudiendo éstas estar constituidas por diversos pulsos) cuya superficie de afloramiento suele ser de decenas a miles de kilómetros cuadrados. El número de intrusiones que constituyen un batolito puede ser muy variable, pero en algunos casos sobrepasa el centenar. Los tipos rocosos que conforman los batolitos pueden recoger todo el espectro de rocas plutónicas, pero en cada batolito la abundancia de unas u otras litologías está controlada por la química de los fundidos primarios y los procesos magmáticos que se producen hasta el emplazamiento final de los distintos cuerpos. El ambiente geodinámico al que se asocian los batolitos es determinante en sus principales características.

1. BATOLITOS DE ZONAS DE SUBDUCCIÓN.
2. BATOLITOS ASOCIADOS A COLISIÓN CONTINENTAL: SINCOLISIONALES.
3. BATOLITOS ASOCIADOS A COLISIÓN CONTINENTAL: POSCOLISIONALES.
4. BATOLITOS ANOROGÉNICOS.

American batholiths Peninsular batholithBATOLITOS EN ZONAS DE SUBDUCCIÓN: En las zonas de subducción, cuya actividad puede prolongarse por largos periodos de tiempo, se suceden batolitos de edades variables que suelen tener formas alargadas, grandes tamaños y estar constituidos por numersos plutones. Los tipos rocos más frecuentes en este tipo de batolito son los dioríticos y tonalíticos, con términos granodioríticos y monzograníticos en proporción menor. De las dos imágenes que se muestran a la izquierda, la primera esquematiza los batolitos de la costa occidental de Norteamérica y Sudamérica. En el mapa que se muestra en la segunda imagen se ofrece un detalle del Batolito de Peninsular Ranges, entre EEUU y la Baja California. En esta figura se pueden apreciar las numerosas intrusiones que configuran el batolito que, además, pueden agrugarse a veces en cinturones (“La Posta Intrusions” y “Western Intrusive Complex” en la figura) químicamente y termporalmente diferenciables. Como se puede ver, las intrusiones plutónicas afloran en contacto con unidades volcánicas, lo que indica un nivel de emplazamiento en muchos casos epizonal.

Subir

collisional granitesBATOLITOS ASOCIADOS A COLISIÓN (SINCOLISIONALES): En zonas donde dos placas tectónicas continentales han colisionado es normal encontrar batolitos compuestos principalmente por granitoides. Éstos pueden generarse durante la colisión (sincolisionales) o con posterioridad a la colisión (poscolisionales). En el mapa esquemático superior se muestran los leucogranitos del Alto Himalaya (en rojo), que son un buen ejemplo de granitos colisionales sinorogénicos, generados durante la actual colisión de las placas Índica y Euroasiática. Estos plutones corresponden básicamente con leucogranitos peralumínicos interpretados como debidos a fusión de rocas metasedimentarias pelíticas. Es interesante observar la presencia de otros importantes batolitos en esta región: los del Karadorum y el Trans-Himalayano (en verde), que en realidad son batolitos generados en un ambiente de subducción previo a la colisión, y que constituyen un cinturón más antiguo que bordea la zona de sutura (ofiolitas).

Subir

PostectonicoBATOLITOS ASOCIADOS A COLISIÓN (POSCOLISIONALES): La expresión más importante del magmatismo asociado a colisión suele ser el que se desarrolla una vez que la colisión ha finalizado (poscolisional), a veces decenas de millones de años después. El engrosamiento cortical y los procesos posteriores de desmantelamiento del orógeno, facilitan que se produzca una gran cantidad de magma, mayoritariamente de origen cortical. En la imagen que acompaña se muestra un detalle de granitoides post-colisionales en el Macizo Ibérico. Los tonos rosados que se aprecian en el mapa geólogico de la Península Ibérica (abajo-izquierda), así como el esquema geológico de la Zona Centro-Ibérica (arriba-izquierda) representan diversos batolitos con intrusiones sin- y post-tectónicos que intruyen después de la colisión Varisca entre Laurasia y Gondwana (Devónico-Carbonífero). Este magmatismo también ocurre en edad similar en diversos lugares de Europa Occidental (Francia, Italia, Alemania, Republica Checa, Polonia…). En el mapa de la imagen derecha se muestra un detalle de diversas intrusiones del sector de Guadarrama, dentro del batolito del Sistema Central Español, constituido principalmente por granitos y granodioritas.

Subir

AnorogenicosBATOLITOS ANOROGÉNICOS: Este tipo de batolitos aparecen en ambientes no compresivos, como dorsales, islas oceánicas o zonas de rift. Suelen tener unas dimensiones menores que otros batolitos, como los de márgen de subducción o los post-colisionales, y las intrusions que los conforman también son de menor tamaño y presentan formas mayoritariamente circulares o poco alargadas. Muchos de estos batolitos corresponden con rocas variadamente alcalinas, incluyendo los granitos de tipo-A (acompañados frecuentemente de términos sieníticos). Su  viscosidad relativamente baja favorece su emplazamiento en niveles someros (epizona), y el posible desarrollo de calderas de subsidencia o diques cónicos y anulares. En la imagen superior se muestra un esquema de varios batolitos de este tipo de la zona central de África (imagen izquierda). Algunos de ellos se alinean en estructuras a gran escala (Nigeria-Niger Anorogenic Ring Complexes o Cameroon Volcanic Line). Las imágenes de la derecha recogen un ejemplo de estos batolitos, concretamente el de las Montañas Aïr (Níger). Se aprecia la presencia de estructuras circulares tabulares (diques cónicos y circulares), relacionadas con fenómenos de sobrepresión y subsidencia de caldera, respectivamente, así como la asociación con rocas volcánicas, que reflejan emplazamiento somero y las formas típicamente circulares.

Subir

Anuncios