TIPOS DE CONTACTO

Las características que presenta el contacto de un cuerpo ígneo con otro cuerpo rocoso con el que limita (de origen magmático o no), aporta información muy valiosa sobre aspectos variados. El contacto puede producirse entre una intrusión y rocas encajantes no ígneas, o entre diferentes intrusiones magmáticas; también se pueden encontrar contactos internos entre varias facies de una misma intrusión, o contactos de cuerpos rocosos que han sido incluidos dentro del magma (enclaves). En función de las características que se observan en los contactos, podemos calificarlos con términos variados. En las imágenes que se muestran debajo, se exponen algunos ejemplos, junto con la información que aportan.

3215 Borde enfriamiento (mía)CONTACTOS NETOS. Se trata de contactos bruscos en los que el paso de la roca ígnea al otro cuerpo rocoso se produce en un punto o línea muy concreta, sin transición. Este tipo de contacto indica que no ha habido reacción o mezcla entre los materiales, normalmente debido a un contraste térmico fuerte o al estado muy viscoso o rígido de uno de ellos. En la imagen derecha se pueden observar dos intrusiones ígneas, una ocupa la parte superior y corta a la otra, un estrecho dique vertical (basáltico) en la parte inferior de la imagen. A su vez, ambos cuerpos cortan a rocas sedimentarias encajantes (tonos claros). Podemos apreciar dos contactos netos entre el dique máfico vertical y la roca de caja, y un contacto neto horizontal entre el cuerpo ígneo superior y las rocas inferiores. Destaca la presencia de un borde de enfriamiento de color rojizo (probablemente está alterado) en la unidad superior, claramente identificable por su aspecto afanítico.

3215 Borde de enfriamiento (ceci)BORDE DE ENFRIAMIENTO. Cuando existe un contraste importante de temperatura entre el cuerpo ígneo (en estado parcialmente fundido) y el material con el que entra en contacto, de tal maneral que éste último está considerablemente más frío, puede desarrollarse un borde de enfriamiento dentro del cuerpo ígneo, caracterizado por una textura de grano más fino que el resto de la roca, en muchas ocasiones de grano fino o afanítica (puede incluir vídrio). Este grano fino suele manifestarse en colores más oscuros en este borde enfriado. En la foto se observa un borde de enfriamiento de unos 4 cm de ancho de un dique de pórfido granítico (parte superior) en contacto con un monzogranito. El contacto es recto y neto. En el dique, el tamaño de los cristales aumenta desde el borde de enfriamiento hacia el interior del conducto. En diques, este tipo de contactos son muy frecuentes ya que estos cuerpos ígneos representan volúmenes de magma bajos en comparación con la elevada superficie de contacto, y por lo tanto pierden calor rápidamente.

3214- Contacto sinuoso 1 (pilar)3226 Mezcla de magmas 3 (mía)FORMA DE LOS CONTACTOS. El que un contacto sea recto, irregular angular o irregular sinuoso, tiene implicaciones en el estado de viscosidad del material encajante. Los contactos rectos o irregulares angulares implican que las rocas en las que intruyó el magma estaban relativamente frías y eran rígidas, por lo que se rompieron mediante fracturas para dejar paso al magma. Las primeras imágenes de esta página serían ejemplos de contactos rectos. Por el contrario un contacto sinuoso (forma curvada) implica que el material encajante tenía la capacidad de deformarse bajo la presión ejercida por el fundido, lo cual implica cierto grado de plasticidad. Las imágenes sobre el texto muestran dos ejemplos de contactos sinuosos. A la izquierda se ve un material de composición sienítica (blanco) con contacto altamente sinuoso con rocas basálticas (negro). En este caso cabe la posibilidad de que ambos materiales estuviesen parcialmente fundidos (mezcla de magmas). En la imagen derecha se observa un dique de pórfido granítico (gris) en contacto con un leucogranito. El borde sinuoso es indicativo de un alto grado de plasticidad en el granito, aunque pudiese estar casi completamente solidificado, lo cual hace pensar que aún estaba caliente y, por lo tanto, que no había pasado mucho tiempo desde su emplazamiento en ese nivel cortical y hasta la intrusión del dique.

Anuncios