TEXTURA VACUOLAR, AMIGDALAR, ESCORIÁCEA Y OCELAR

1. TEXTURA VACUOLAR.
2. TEXTURA ESCORIÁCEA.
3. TEXTURA AMIGDALAR.
4. TEXTURA OCELAR.

3108 vacula 1a (mia) 3108 vacula 1b (mia)

TEXTURA VACUOLAR. Los fundidos poseen siempre, en mayor o menor grado, sustancias volátiles como H2O, CO2, SO2, F, Cl, y otras en menores concentraciones. Al disminuir la presión (ascenso del magma) estas sustancias forman glóbulos o burbujas independientes del fundido, típicas de rocas volcánicas. El fundido cristaliza alrededor de estas burbujas, pero los volátiles en estado gaseoso pueden escaparse, dejando huecos denominados vacuolas o vesículas, cuyas formas suelen ser circulares u ovaladas. En las imágenes (nícoles paralelos a la izquierda y cruzados a la derecha) se puede ver una basalto olivínico con una vacuola alargada (izquierda). Como cualquier hueco o vacío en una roca, al microscopio las vacuolas aparecen sin relieve y transparentes con nícoles paralelos, y negras con nícoles cruzados.

Subir

3108 Escoriacea (mía)TEXTURA ESCORIÁCEA. Las rocas volcánicas que sufren un proceso muy rápido de solidificación y una importante desgasificación, se caracterizan por ser fundamentalmente vítreas y por contener numerosas vacuolas (rellenas o no) de formas irregulares. Las vacuolas son el resultado del escape de los volátiles en la proximidad de la superficie. Por esta razón, las texturas escoriáceas son típicas de los techos de coladas de lava o de los caparazones de algunos tipos de piroclastos. En la imagen de la derecha se puede observar una textura escoriácea en una muestra de mano de un basalto con un fuerte grado de oxidación (de ahí el color rojizo). Notar el tamaño variable de las vacuolas y su formas circulares o elongadas en la mayoría de los casos.

Subir

3108 amigdala 1a (mia) 3108 amigdala 1b (mia)

TEXTURA AMIGDALAR. Las vacuolas de las rocas volcánicas pueden rellenarse con minerales secundarios producto de la circulación por las rocas de fluidos de composición variada, con el resultado de la cristalización de minerales de baja temperatura como carbonatos, calcedonia o ceolitas. A estas vacuolas rellenas se las denomina amígdalas. En las imágenes (nícoles paralelos a la izquierda y cruzados a la derecha) se puede ver un basalto con matriz microcristalina en el que se ha formado una vacuola alargada que posteriormente se ha rellenado de carbonato (amigdala).

Subir

3108 Ocelo 1b (mía)3108 Ocelo 1a (mía)TEXTURA OCELAR. En los últimos estadios de cristalización de los magmas, se puede producir la segregación de volátiles (texturas vacuolares y amigdalares), pero también de fundidos inmiscibles en el fundido parental (inmiscibilidad líquida) que produce la formación de “gotas” u ocelos líquidos que cristalizarán como sistemas independientes. En las imágenes (nícoles paralelos a la izquierda y cruzados a la derecha) se puede ver una roca lamprofídica que alberga un ocelo feldespático. El feldespato, alterado, corresponde con la zona de tono pardo con nícoles paralelos, mientras que el resto del ocelo está formado por carbonato. Observar el elevado contenido de anfíbol de la roca, tanto en forma de fenocristales (arriba-izquierda) como en la matriz.

Subir

3108 Ocelo 2a (mía) 3108 Ocelo 2b (mía)

TEXTURA OCELAR. Los ocelos que se forman como consecuencia de la inmiscibilidad líquida pueden tener una composición variada. Algunos de los sistemas que con mayor frecuencia resultan inmiscibles son algunos líquidos ricos en feldespato alcalino (sieníticos, como los de las imágenes anteriores), líquidos ricos en carbonatos y líquidos sulfurados. En las imágenes (nícoles paralelos a la izquierda y cruzados a la derecha) se puede ver un ocelo carbonático, constituido por varios cristales de calcita primaria ígnea (diferenciar de la calcita secundaria que puede rellenar una amígdala). En ocasiones, estas sustancias inmiscibles pueden asociarse, como demuestra el ocelo de las imágenes anteriores, rico en feldespato alcalino y carbonatos.

Subir